Ave María — Maestoso Ensamble de Cámara

https://ensamblemaestosovillarreal.wordpress.com/2019/08/15/ave-maria/

También conocida como Ellens dritter Gesang (Ellens Gesang IIID. 839, Op. 52 n.º 6) es una de las canciones más conocidas de Schubert. Ésta canción fue inspirada en un poema de Walter Scott llamado: “La dama del lago” donde la trama se concentra en las riñas de clanes entre los clanes de reinos escoceses. Ellen, quien es hija de uno de los principales guerrilleros huye a la montaña y se esconde en una cueva para escapar de la venganza del enemigo. Ahí en la soledad implora a la virgen maría con con su canto la protección y ayuda para que esa guerra termine.

La soprano Brenda Gaviño junto con Ensamble Maestoso ofrecen una magnifica interpretación de dicha obra, destacando por su estilo, calidad y profesionalismo. Es una pieza de las más pedidas y que nunca debe faltar para una boda de ensueño.

Advertisements

¿Conoces mi mundo, el de la escritura?

Seguro que si estás leyendo esto es porque de alguna manera te han atrapado las letras. No sé si también se transformen instantaneamente en imágenes vividas y colorida, las escuchas en tu oído como si alguien te las estuviera diciendo quedito, bonito, con esa voz que guardamos en el cerebro por ser tan elocuente y gentil que alguna vez en un momento de nuestra vida escuchamos y se quedo grabada, esa vocecita todos la tenemos ahí, a veces cambia dependiendo la ocasión y el sentimiento.

El mundo de las letras vive como un monstruo creando un mundo casi virtual, en el que nos enajenamos, soñamos y fantaseamos. Todo desaparece alrededor. Tu mente vuela. Te desvaneces entre fantasías, el cerebro trabaja rápidamente y se hacen conexiones vinculadas a experiencias reales y todo esto pasa a alta velocidad, acumulandose datos para extasiar al lector.

Se vicia y se hace vicio, se lee, se entiende y no se entiende, se vuelve a leer, se interpreta, se crea, se transforma y transforma personas e ideologías, se escapa y se encuentra un lugar reconfortante, es un mundo que se siente, se vive, como si se sintiera de verdad. ¿Has entrado en este mundo?

Extracto de Gillette. Honorato de Balzac

Nicolás Poussin se sintió bajo el poder de una inexplicable curiosidad artística. Éste anciano, con los ojos en blanco, absorto y estupefacto, que se había convertido para él en algo más que un hombre, se le manifestó como un genio lunático que vivía en una esfera desconocida. Le despertaba mil confusas ideas en el alma. El fenómeno moral de ésta especie de fascinación no puede definirse, al igual que no puede traducirse la emoción suscitada por un canto que recuerda la patria en el corazón exiliado.

El desprecio que el anciano parecía manifestar hacia las más bellas tentativas del arte, si riqueza, todo en el anciano iba más allá de la naturaleza humana. Lo que la rica imaginación de Poussin pudo aprender de forma clara y perceptible viendo a éste ser sobrenatural, era una imagen completa de la naturaleza del artista que por una transfiguración súbita, se había convertido en el arte mismo, el arte con sus secretos, sus arrebatos y sus ensoñaciones.

Gloria in Excelsis Deo a Vivaldi — Maestoso Ensamble de Cámara

Brenda Gaviño & Ensamble Maestoso Gloria! Gloria! Gloria in excelsis! Así comienza éste himno antiquísimo datado del sigo II glorifica a lo divino, a lo elevado, a lo majestuoso. La belleza de estos himnos es una de las cumbres de la poesía lírica cristiana de tiempos de las persecuciones. Se dice que Antonio Vivaldi compuso […]

Gloria in Excelsis Deo a Vivaldi — Maestoso Ensamble de Cámara

Creep

Acostada en mi cama con la vista en el techo le doy vueltas a las mismas ideas una y otra vez, las posibilidades son infinitas, tanto en problemas como en soluciones. Puedo imaginar las mil variantes inexistentes para crear momentos de cómo deberían ser las cosas o como debieron ser, pensar que pude haber hecho las cosas de una manera diferente… Después de media hora me pongo los audífonos y presiono PLAY. Mis oídos se llenan de vida, de nostalgia:

When you were here before
Couldn’t look you in the eye
You’re just like an angel
Your skin makes me cryYou float like a feather
In a beautiful world
And I wish I was special
You’re so fuckin’ special

But I’m a creep, I’m a weirdo.

Se escucha aquella canción tan aclamada de Oasis, Creep. Pensar que la compusieron en común con el número de Fibbonacci, y en cierta parte al escucharla se dejan caer los recuerdos, como cascada. Aquí se entremezcla el sentimiento, tú eres tan especial, si que lo eres, tan diferente, tan tú. Aquella seriedad que tenías antes de que brillaras era mágica, recuerdo tu mirada triste queriendo huir del mundo pero tus manos empezaron a fluir con una magia indescriptible ante el piano. Y comprendo lo que pasa, la música al igual que los olores son capaces de traer a nosotros cosas que creíamos perdidas en nuestra memoria y hacerlos muy vívidos.

Me siento en la cama, es hora de despertar, vuelvo en mí y a lo que tengo quehacer. Acción. Eso es lo que sigue.

Create your website at WordPress.com
Get started